15 preciosas ciudades alemanas que sobrevivieron la Segunda Guerra Mundial casi intactas

Viajando por Europa es aún muy fácil ver en muchas de sus ciudades, el rastro que dejaron las heridas de la Segunda Guerra Mundial. Aquel devastador conflicto arrasó siglos de arte, tesoros e historia, que el tiempo había ido acumulando en la geografía del viejo continente.

Alemania recibió su parte y vio cómo la mayoría de sus urbes se reducían a un montón de escombros. Por suerte, la estupidez humana no pudo con todo y un puñado de pequeñas ciudades quedaron en pie para recordarnos lo que nos hemos perdido.

Las ciudades de esta lista son una selección de las más grandes e importantes que se salvaron durante la II Guerra Mundial. Son las afortunadas que sufrieron pocos o ningún bombardeo. También una sabia rendición a tiempo, sin luchar ante el avance de las tropas aliadas, permitió a muchas de estas localidades salir indemnes de los estragos causados por la guerra. Tampoco hay que olvidar que una vez que se firmó la paz, los edificios históricos aún tuvieron que luchar para no ser derribados y reemplazados por otros más modernos.l

Ciudades alemanas que sobrevivieron la Segunda Guerra Mundial
El centro de la ciudad medieval de Goslar está catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, junto con las antiguas industrias mineras de la zona. Goslar sobrevivió al conflicto sin mayores pérdidas gracias a la capitulación que entregó la ciudad intacta a los americanos. Imagen Goslar Marketing GmbH / Stefan Schiefer


Ciudades alemanas más turísticas
Con sus monumentos históricos situados en un pintoresco entorno romántico y el prestigio de ser considerada la Cambridge alemana, es fácil entender por qué Heidelberg es un destino turístico tan popular. La población civil se rindió sin ofrecer resistencia, un día después de que las unidades de combate de la Wehrmacht en retirada abandonaran la ciudad. Imagen Till Meinhof




Ciudad alemana medieval
Regensburg es una ciudad medieval muy bien conservada, de las más antiguas de Alemania. También tiene el status de Patrimonio Mundial de la UNESCO. La ciudad bávara sufrió relativamente muy poco, casi sólo teniendo que descontar de su acervo cultural la destrucción del antiguo monasterio de Obermünster. Imagen Karsten Dörre


Ciudades alemanas que visitar
Tübingen es vibrante ciudad universitaria con la arquitectura medieval magnífica, que salió de la guerra prácticamente ilesa. Por iniciativa del médico de la guarnición alemana, la ciudad se rindió sin luchar a las tropas francesas.
Imagen Marlene Bitzer


Ciudades alemanas no destruidas
Bamberg es una pequeña ciudad de hermosas casas con entramados de madera, también declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO. Aquí tampoco se registraron enfrentamientos cuando fue ocupada por las tropas del Ejército de Estados Unidos. Imagen Bamberg Tourism and Congress Service


Ciudades alemanas que no fueron bombardeadas
Durante la Segunda Guerra Mundial, Lüneburg se salvó casi completamente de los bombardeos aliados que destruyeron muchas de sus ciudades vecinas. Desde entonces, su hermoso Altstadt se ha sido restaurando gradualmente. Dato histórico: La Alemania nazi firmó la rendición incondicional, que trajo la guerra en Europa a su fin, en las afueras de la ciudad. Imagen Lena


Ciudades alemanas más bonitas
Göttingen es otra ciudad universitaria en el centro de Alemania. También se salvó de los bombardeos masivos, ya que no era un objetivo militar. Sólo alrededor del 1% de la ciudad fue destruida incluyendo la Junkernschänke, una casa histórica muy popular.Imagen Göttingen Tourismus e.V.


Ciudades alemanas no destruidas en la guerra
Celle es conocida por su magnífico palacio ducal y su casco antiguo muy bien conservado. La ciudad sufrió tan sólo un bombardeo grave durante la Segunda Guerra Mundial. La tasa de destrucción se estima en un 2,2%.
Imagen Celle Tourismus und Marketing GmbH


Ciudades alemanas no dañadas segunda guerra mundial
Wolfenbüttel es el hogar de Jägermeister, el licor de hierbas de fama mundial. Esta atractiva e histórica ciudad sajona cuenta con casas y edificios estilo renacentista con entramado de madera, que sobrevivieron la contienda más o menos intactos. Imagen Stadt Wolfenbuettel H.D. König


Ciudades de Alemania no destruidas en Segunda Guerra Mundial
Siete lagos rodean el casco histórico de Schwerin y su palacio romántico, que todavía conserva su encanto aristocrático. El daño sufrido fue relativamente menor, ya que sólo tuvo que soportar cuatro ataques aéreos, en parte porque casi no había industria de guerra importante ubicada aquí. En total se destruyó un 3% de la ciudad.
Imagen Harald Hoyer



Ciudades que quedaron después de la guerra
Marburg fue designada como una ciudad hospital, por lo que su colección de calles empedradas llenas de preciosas casas tradicionales se mantuvo completa. En esta ciudad universitaria puedes disfrutar de espléndidos rincones de postal sin que hayan demasiados turistas.


Ravensburg Alemania
La pequeña ciudad de Ravensburg consiguió de escapar de las bombas, ya que estratégicamente no tenía ninguna relevancia. El hecho es que su estancamiento económico experimentado durante los dos últimos siglos, ayudó a que muchos de sus edificios más antiguos pasaran por la revolución industrial (y más tarde por la guerra) sin grandes cambios. Imagen Thomas Keller


Ciudad que no fue destruida
Wiesbaden, con una tasa de destrucción más alta, de alrededor de un 18% de sus edificios, se encuentra al límite de ser excluida de esta lista. La buena noticia es que el único bombardeo serio, el que causó la mayor parte de los daños, no tocó el centro. Como quedó en una condición mucho mejor que su vecino más grande Frankfurt, las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos establecieron aquí su cuartel general. Image by Martin Fisch


Ciudades alemanas no bombardeadas
Durante la Segunda Guerra Mundial Constanza era un importante centro industrial, pero nunca fue bombardeada por las fuerzas aliadas. La ciudad de Kreuzlingen en Suiza está justo al otro lado del río Rin, y dejaba todas las luces encendidas por la noche, para marcar su posición y evitar accidentes. En Constanza simplemente hicieron lo mismo, desdibujando la frontera entre ambas ciudades y engañando a los bombarderos, que creían que era parte del país neutral. Imagen LenDog64


Ciudad alemana no destruida en la guerra
Y, por último Görlitz, la joya de la corona. Ésta es la ciudad más grande de Alemania que sobrevivió a la 2ª Guerra Mundial sin daños, sin apenas un rasguño en su antigua ciudad medieval, rodeada de hermosa arquitectura del siglo XIX. También es interesante la historia del misterioso donante anónimo, que entrega una gran suma de dinero cada año con dos condiciones: mantener su identidad en secreto y gastar la dotación en obras de restauración. Muchas películas han sido filmadas aquí en los últimos años (como El Gran Hotel Budapest), hasta el punto de que ahora se la conoce como Görliwood. Imagen Atlas of Wonders


¿Conoces otras ciudades alemanas que deberían incluirse en esta lista? ¿Cuáles son?






 

2 comentarios:

  1. La ciuddad alemana de Rothenburg, en Baviera, tampoco fue destruida por la guerra y es hermosa, muy bien cuidada y midieval

    ResponderEliminar
  2. Sí gracias. Rothenburg se salvó al rendirse la guarnición que la defensaba, pero es una ciudad demasiado pequeña (11.000 habitantes, casi un pueblo:) para incluirla aquí.

    ResponderEliminar

 
back to top
Powered by Blogger | Copyright © Atlas Of Wonders, todos los derechos reservados, pero simplemente pónte en contacto si necesitas algo ;]

cookieassistant.com